mareo-avion
Un viaje en avión puede resultar una experiencia extraña para muchos. Algunos se lo toman con calma, pensando simplemente en el momento en que llegarán a su destino, mientras otros pueden angustiarse hasta el punto de presentar síntomas molestos, como náuseas y mareos, sobre todo cuando el avión presenta turbulencias.

Estos padecimientos están vinculados con lo que los médicos llaman cinetosis o mal del movimiento, que ocurre cuando el oído interno detecta movimiento que los ojos no están registrando o viceversa, cuando los ojos capturan movimiento que el cuerpo no distingue.

Cuando se viaja en auto, avión, tren o barco, ese desorden en la percepción puede ocasionar náuseas, vómitos, sudores fríos, dolores de cabeza, mareos, aumento de la salivación y fatiga. Sin embargo, existen algunas medidas que puedes tomar para evitar o reducir estos síntomas.
 
Elegir con cuidado el asiento del avión:
Asegúrate de escoger los asientos más cercanos al frente del avión o bien los que están situados directamente sobre las alas, ya que estos presentan mayor estabilidad que los que se encuentran hacia el fondo. Así, podrás reducir el movimiento del cuerpo durante el vuelo.
 
Focalizarte en el horizonte:
Observa un punto fijo en la distancia. Así, lograrás que tu cerebro estabilice el equilibrio, por lo que es recomendable que selecciones un asiento al lado de la ventana.
 
Hidratarte y comer bien:
Es recomendable que evites las comidas grasas, muy sazonadas o saladas antes del viaje. Además, asegúrate de descartar las bebidas con alcohol y cafeína. Durante el vuelo, debes tomar pequeños sorbos de agua de manera regular, jugos o bebidas como agua tónica o ginger ale. Antes del vuelo, se recomienda comer algo ligero para evitar sobresaltos.
 
Controlar la respiración:
Las respiraciones lentas y profundas ayudan a reducir la ansiedad relacionada con el vuelo y, por lo tanto, los efectos secundarios como los mareos y las náuseas. Por ello, mantener una respiración adecuada ayudará a relajarte con facilidad y tener un viaje tranquilo.
 
Ajustar la ventilación:
La perilla ubicada en la parte superior del asiento te proporcionará aire fresco para relajarte y mantener una temperatura agradable. Por ello, se recomienda encender la y direccionarla hacia la cara durante el vuelo.
 
Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a reducir las probabilidades de sufrir náuseas o mareos durante tu viaje En caso de que presentes alguna duda, no olvides compartirla con nosotros a través de nuestra sección 
 
Redacción Victor De Abreu para Gotakey 2017.
 
Fuente: Wikihow
Leido 75 veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>